No los olvidamos

Muchos sabían que era difícil detener el avance de los chilenos a la ciudad de Lima. Eran conscientes que el armamento del ejercito peruano er...a obsoleto, de muy corto alcance y muy difícil de conseguirle repuestos y pertrechos.
La distancia de la línea de defensa de San Juan y Miraflores era muy extensa para ser cubierta por las divisiones. A Piérola se le ocurrió la "genial" idea de colocar cañones en la cumbre de los cerros más alejados de la línea de defensa.
Los chilenos no quería arriesgarse a sufrir grandes bajas en su ejercito, hasta pensaron tomar la ciudad de Lima por la quebrada de Manchay. No contaban que el morro Solar de Chorrillos estaba minado y defendido con algunas antiguas baterías, las cuales les causaron grandes bajas.
Cáceres hizo un gran esfuerzo en el cerro Zig Zag para detener el avance chileno. Pero cuando la línea de San Juan se rompió solo quedó escapar y agruparse en Chorrillos, donde la batalla continuó casa por casa y terminó en una orgía de sangre, fuego, alcohol y violaciones. Todo eso sucedió un 13 de enero de 1881. Para que sea imposible olvidarlo, los cadáveres siguieron dos décadas después sembrados en los campos de Chorrillos, luego fueron recogidos y llevados a los osarios y monumentos. Aún se siguen encontrando cuerpos de peruanos y chilenos en los campos de San Juan y Chorrillos. (Juan José Pacheco Ibarra)

Sobre Nosotros

Somos una institución autónoma de derecho público interno que representa a los profesionales químicos legalmente aptos para ejercer la profesión en el Perú.

Siguenos en:

  

Contáctenos

Horario de Atención:
Lunes a Viernes de 2:00 p.m. a 8:00 p.m.
 Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
 (511) 433-6717 / (511) 332-1198
Calle Manuel Nicolás Corpancho 181 - Lima